Esta semana, el Intendente Alejandro Federico habló con la agencia provincial GLP, contando cómo se vive en Suipacha la pandemia de Coronavirus. Además, opinó sobre las medidas del gobierno y dijo que, cuando esto pase, será un gran desafío trabajar en conjunto para enfrentar las consecuencias económicas y sociales que dejará el COVID-19

-¿Se imaginó en algún momento vivir una etapa así durante su mandato al frente del gobierno?

-No, para nada. Esto, la verdad es que parece que estuviéramos viviendo alguna película. Con esto que pensamos que no iba a ocurrir más, habiendo sucedido lo de otras pandemias que ya son historia. Uno las lee por libros y nada más. Nunca pensábamos que íbamos a estar en esta situación.

-¿Cuál es la medida, de las que ha tomado, que resalte y pueda compartir con sus pares?

-En realidad, nosotros nos estamos guiando mucho por la bajada de línea, que mediante la resoluciones y los decretos firmados, tanto del gobierno nacional como el de provincia, van indicando. Yo creo que son medidas fundamentales y si uno ve este tema del aislamiento, que otros países no lo hicieron a tiempo, es la medida principal y, para que quede claro, está muy bien implementada. Después, está claro que no es muy fácil implementarla porque tiene que tener ciertas excepciones; porque, tal vez, las excepciones en las grandes urbes sean vistas de otra manera, comparándolas con localidades como la nuestra, donde uno conoce cada una de la cara de los vecinos. Donde no es fácil decirle a alguien, que se sabe que vive de changas o algún negocio que vive del día a día, que no puede abrir. No es fácil hacerlo. Pero nosotros estamos siendo lo más estricto que uno puede. Cada uno, a su manera, con alguna pequeña cuestión de elasticidad en algunas medidas. Yo creo que estamos haciendo lo mejor posible, en todos lados. Hay gente que, por ahí, pretende aprovecharse de las excepciones, o simplemente no entiende o no cree en la gravedad de esto, entonces colabora poco y sale a la calle. Ahí la policía tiene que estar dejando de ocuparse de lo que realmente debe y estar atentos a estas personas que deberían hacer lo que se les solicita. Son detalles que intentamos que en el día a día se vayan mejorando. En Suipacha estamos lográndolo, restringiendo los horarios de atención y frenando la actividad de la municipalidad. No desde lo administrativo, ni tampoco en lo que significa atender una emergencia. Podemos restringir todas las actividades, menos las de salud y de seguridad, que están trabajando a full; pero sí lo hacemos con todas las cuestiones educativas, culturales y deportivas. Sobre todo, nos estamos encargando de lo social. Hoy hemos tenido una reunión del Gabinete ampliado a la que invitamos también a los Concejales de la oposición, ONG y por supuesto nuestras secretarías, que están al servicio de darle una mano al que menos tiene, e implementar un sistema para poder llevar alimento y medicación a los que le hace falta.

-¿Existe temor por el colapso del sistema de salud en su localidad?

-La verdad es que hay un temor real. Porque nosotros tenemos un hospital que cuenta con, alrededor de 20 camas de atención, más 6 en la localidad de General Rivas, y el único lugar de salud es el Hospital Municipal. No tenemos centros privados en el distrito. Hubo una clínica, pero hace tiempo que no funciona. Nosotros la hemos intentado reflotar, pero es muy complicado por el estado en el que se encuentra tras tantos años. Por eso estamos apelando a la construcción de una carpa sanitaria que nos proveerá unas 25 camas adicionales. Nosotros contamos con una sala de terapia intensiva que posee 5 camas y solo 2 respiradores. Afortunadamente, hemos tenido la colaboración de vecinos, productores rurales y comerciantes, que han colaborado para que consigamos 3 respiradores más, de los cuales ya hemos recibido uno. En este momento estamos en lista de espera, como todas las localidades de Buenos Aires y calculo que todo el país, para ver qué es lo que Nación o Provincia pueden hacer para conseguirnos más respiradores. Otro de los inconvenientes que tenemos es que contamos con un solo plantel de profesionales y tenemos que tratar de utilizarlos de la mejor manera. Por eso estas medidas que se están tomando son muy importantes para no tener a ese “pico” en la cantidad de gente enferma que podría complicarnos, y que es a lo que no queremos llegar.

Pero algo bueno, es que se está dando una movida importante desde lo social. Hay gente que está colaborando con la producción de barbijos y delantales para que aquellas personas que lo necesiten puedan cuidar a sus familias. Estamos notando ese alma de pueblo solidario que tenemos todos, y desde nuestro lugar estamos intentando organizarlo. Incluso estamos tomando algunas medidas desde lo económico, para paliar la situación del comerciante, del contribuyente, quienes seguro van a tener problemas a raíz del aislamiento social.

-Usted forma parte de la oposición, en este momento ¿Cómo ve la reacción del Presidente y del Gobernador de la provincia ante esta situación?

Yo creo que hasta ahora el trabajo que hacen viene dando resultado. A lo mejor, se pueden cuestionar algunas decisiones de Nación con respecto a las excepciones en la cuarentena. Pero, en definitiva, creo que está bien haberse adelantado de esta manera. En cuanto al gobernador, lo mismo, nos ha convocado la ministra de Salud de la provincia, quien está en constante contacto con nosotros, y se mantiene a disposición para resolvernos las preguntas del día a día. La verdad, tengo la sensación de que somos todos una sola fuerza y que cada uno está gobernando desde su lugar para poder luchar contra esto.

-En línea con ese trabajo mancomunado ¿Cree que con esto se puede cerrar la grieta?

-Creo que esto nos va a dejar una enseñanza que espero que se pueda aplicar a lo que se va a venir después. Vamos a tener que resolver la situación económica que va a dejar el “después” de esta pandemia. Si uno ve el riesgo país, las cuestiones del dólar, entre otros detalles que hacen a la economía, esperemos que si utilizamos todos el mismo espíritu para esta situación, podamos salir adelante. Vamos a tener que esperar hasta ese momento y ver como reaccionamos todos, tanto de nuestro lado como del otro. Hasta ahora hemos escuchado y dejamos trabajar. Si aprendemos de esto, podemos, de una vez por todas, terminar con la grieta.

Leave a Comment